En el campo de Chiapas, truena el trueno

 

 

 

 

 Truena el trueno y el sembrío de maíz se hamaquea,
se desliza la lluvia  se empapa el alma.

Y el relámpago en el horizonte
atemoriza las aves,
estas se sacuden,
se esconden entre sus alas.

El centellazo refleja el surco
la milpa, la mata de algodón
y ese coito sin interruptus entre
cielo y tierra, moja y moja.

El cielo y la tierra se aman
en ese instante, se embelezan
el primero le lanza chorros
líquidos y aquella lo recibe.

Germina la semilla, crece el monte
se regodea la serpiente y se
desliza hacia el río. Esta contenta
sus amos, se aman.

La tierra y el cielo se estrechan,
se embelezan y el platanar se remece
jadea, mientras cuelgan sus racimos.

Cruje el árbol, la rama cae, gotea
la rama, llora, se queja.
la milpa está casi tendida de tanto
viento y aguacero.

Es de noche,
solo el trueno, truena
nada más.

Todos se esconden,
las luciérnagas, los roedores,
y las ranas croan mientras
cae gota a gota la incesante lluvia.

El cielo y la tierra se siguen
amando.

(Autor: José Luis Castillejos Ambrocio. Lima, Perú, 20-Oct-2004)

Anuncios

1 Comment

  1. Se siente la fortaleza del poema, también me gustaron las fotos.

    José Luis por si acaso estoy ofreciendo diversos títulos de autores peruanos y extranjeros, clásicos y modernos. Tengo poemarios, cuentos, ensayos, novelas, etc.

    Si estás interesado o conoces a alguien que podría estarlo favor escribirme a cosasquemepasan@gmail.com

    Saludos.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s