Canalla con el tiempo

Por Enrique Zamora Cruz (*)

Chiapas es tierra generosa que vio nacer al prócer Belisario Domínguez y cuna de hombres ilustres, que a fuerza de trabajo y amor la han hecho trascender fronteras.

Empero, en algunas ocasiones la importancia geopolítica de nuestra entidad se ha visto envuelta por turbulencias propias del diario acontecer, donde gobernantes sin sensibilidad política adquieren características y perfiles de personalidad insospechados en el ejercicio del poder, ajenos a la procuración del bienestar general y la manifestación pacífica de la libertad de expresión.

Aun en esos periodos El Orbe y Semanario El Orbe se han distinguido por ejercer un periodismo serio, ético, comprometido con las mejores causas de la población, gracias a lo cual pudo convertirse en un puente, en un enlace entre gobernadores y gobernados, mediante un justo equilibrio informativo de los alcances de las obras y los hechos, pero sin renunciar a su misión de señalar objetivamente los yerros, omisiones, y falta de cumplimiento de los planes y programas estatales, a efecto de que en verdad se traduzcan en detonadores del desarrollo de Chiapas, y en particular de nuestra región Costa-Sierra y Soconusco.

Lamentablemente entre los años 2000 y 2006 Chiapas tuvo una experiencia de mal gobierno sin precedentes, luego que en forma arribista escaló el poder un personaje indigno de encabezar los esfuerzos del pueblo, de encauzar con sentido práctico, honesto, transparente, y humanitario los enormes recursos estatales y federales que se pusieron a su alcance, con el fin de hacer de nuestro estado un ejemplo para la nación, y aportar su capital social y político en aras de abatir los problemas ancestrales que nos agobian, metas que como ahora es evidente no se alcanzaron.

Por el contrario, entre muchas otras anomalías Pablo Salazar dejó a su paso encarcelamientos de periodistas, ataques a los derechos humanos, y coartó la libertad de expresión.

En lo personal, me vigilaron, intervinieron mis teléfonos, me acosaron, me auditaron, persiguieron, y golpearon; catearon mi casa y las de mi familia, me detuvieron y demandaron, demanda que Mariano Herrán, fiscal en ese entonces, me dijo que la archivaría para mejores ocasiones.

Posteriormente, al presentar mi demanda ante la Comisión Estatal de los Derechos Humanos, no prosperó, ya que Yesmín Lima Adams, hoy notaria pública, estaba al servicio del entonces fiscal, origen también de múltiples irregularidades.

Por ello en el actual gobierno Herrán Salvatti ha sido demandado por más de 130 presos políticos, que el gobernador Sabines ya liberó, haciendo justicia a esos chiapanecos. Mencionó el ex fiscal en su declaración sobre esas acusaciones la participación de Rubén Velásquez, hoy senador de dedazo, quien aún no entrega cuentas de cuando fue secretario de Gobierno.

El ex gobernador tampoco ha entregado cuentas de los 12 mil millones de pesos que según él fue gastando cuando el huracán Stan, aunque ahora el Director de la Comisión Nacional del Agua dice que no son 12, sino 20 mil millones de pesos.

¡Pablo Salazar, Mariano Herrán, y Rubén Velásquez, tercia infernal de malos gobernantes para el estado!

Salazar Mendiguchía propuso el aumento de multas y días de cárcel para los periodistas, atropellando con esto los derechos humanos y la libertad de expresión.

Al arribo de 2002 Pablo Salazar me comentó que modificaría la Ley de Imprenta, pero que no se le aplicaría a un servidor. Sin embargo, en octubre de 2005 la estrené, por una demanda personal de Pablo Salazar en mi contra, quien me mandó detener con sus policías pistola en mano, e intentó trasladarme directamente a “El Amate”.

Posteriormente me quejé ante la Comisión Nacional de los Derechos Humanos, y dos años después, ya con el gobierno sabinista en funciones, cuando se había despenalizado el delito de difamación, enviaron al Ministerio de Justicia una propuesta de conciliación. Que quede claro: nunca funcionó la CNDH en el sexenio pasado.

Esta historia vivida se las presento en el libro “Canalla con el Tiempo”, testimonio de lo que pasó.

Por fortuna como siempre la verdad se impuso, y hoy seguimos aquí haciendo historia, con la presencia de todos ustedes en este Congreso. Por ello, apoyo en lo personal al presente gobierno, para que continúe abonando a la libertad de expresión y haciendo justicia en Chiapas, llamando a cuentas a Pablo Salazar, Mariano Herrán, y Rubén Velásquez, por haber aplicado a los chiapanecos y periodistas un sexenio de terror.

Porque Chiapas y sus chiapanecos merecen ser respetados,

¡Viva Chiapas!
¡Viva Tapachula!
¡Viva México!

(*) Director General del Diario El Orbe

Tapachula, Chiapas, México

Discurso al conmemorarse el 7 de Junio, Día de la Libertad de Expresión, durante el Primer Congreso de Periodistas 2008.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s