Bolivia, el país por donde transita el hambre y la pobreza

Por José Luis Castillejos. Enviado

anciano 2

La Paz.- Este fin de semana, Juan Larios está demasiado triste. Salió a trabajar con el estómago vacío y con una profunda tristeza en el alma. Apenas gana en este país para tazas de té y café y tiene una amplia familia.

“Hoy, señor, no he comido”, dice desde un restaurant cerca a la calle El Comercio, donde trabaja como vigilante, al ser preguntado sobre cómo le va. Tiene la mirada apagada, casi al borde del llanto mientras el frío primaveral muerde un poquito su piel.

El permanece en un rincón viendo, sin ver. Saluda, mira a la gente, es solícito, pero al hablar con Notimex casi llora. Dice, que a veces le da tanta tristeza ver a su gente que no tiene para comer que mejor quisiera no haber nacido.

El habla, apaga a cada instante su sufrimiento, pero dice que en este país donde los pobres transitan por las calles o bajan de los cerros, él es uno más.

Efectivamente, en este país de unos ocho millones de habitantes, donde la mitad vive en extrema pobreza, no sería nada distante ver siempre pobres, de miradas tristes, frías y perdidas.

En el otro extremo de la ciudad, en la parte de Calacoto, los jóvenes se divierten, toman buenas cervezas y rones y no les importa gastar en una tarde lo que Juan Larios gana en un mes.

En Calacoto, calle abajo de donde viven los pobres, los
jovenzuelos de ostentosas camionetas y carros último modelo dejan todo: el dinero, las desdichas y se dedican al derroche de todo, la juventud y la pasión.

Mientras, arriba, en las casas que asemejan paquetes de galleta insertas en los cerros, los pobres, a los que Evo Morales, el presidente de Bolivia, reivindica todos los días, caminan taciturnos, esperando un mejor mañana.

Hace algunos años, una mujer que hoy vende en la calle El Comercio, en el centro de La Paz, apostó por el indígena, ese que bloqueó calles, y barrió con los ricos. Decidió que “El Evo” era la opción de los pobres.

Evo Morales, el ícono, Evo, el indígena, Evo, el “Patriarca”, Evo, el “todo”, es el Evo. El hombre que rige los destinos de este país y espera que las cosas marchen bien, mientras que en el extremo de la posesión y de la discordia, marchan los prefectos (gobernadores).

El Evo, o el “Evoro Munajka”, el Evo que los pobres quieren, camina siempre taciturno a través de las miradas de mujeres de polleras (faldones) y sombreros bombín. Esas, que llevan el garbo a pesar de que por dentro carguen con el hambre y la procesión.

Martina López es una mujer que tiene su negocio cerca a la zona El Poder, uno de los barrios donde se vende todo el contrabando que pueda ingresar a La Paz desde Chile. Ella gasta en tres días, durante su cumpleaños, lo que gana en 365.

Ella recalca que la vida es una y que los indios tienen corta vida y, por tanto, hay que vivirla mientras se pueda y si es con un presidente indígena a la cabeza, mejor.

A Martina se le ocurrió un día que habría que celebrar su fiesta de cumpleaños con Ana Bárbara, la cantante mexicana, muy querida por estos lares. Ella, la indígena que se dedica al contrabando. Una tarde de verano decidió que la artista mexicana debería cantarle a los pobres.

Se gastó todos sus ahorros, pero hoy es la envidia del barrio “El Poder”, donde viven los jeques del contrabando. Ana Bárbara, quizás no sepa que aquí la vida camina por los cerros y todos los días la gente llora la pobreza.

joseluiscastillejos@gmail.com

Anuncios

1 Comment

  1. extraordinario, sinceramente algo fantastico y fabuloso del cual se podria parender para toda la vida, mis sincerasfelicitaciones mi querido profesor y es usted uno de los grandes periodistas a nivel internacional, si algo tengo que agradecea la vida es haber tenido un profesor como usted, sinceramente sus notas, sus cronicas o reportajes que escribe tiene akgo que atrae al lector y estan bien redactadas, echele ganas profe, un saludo…

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s