¿Quién descubrió a quién?

Rosalinda Orozco Villatoro (*)

El 12 de Octubre en la mayoría de los países hispanoamericanos se celebra el día de la Raza, cuando Rodrigo de Triana en 1492, estuvo durante mas de dos meses, al mando de Cristóbal Colón. Era la carrera europea para llegar a Asia y el encuentro con el continente americano: El Nuevo Mundo.
Anteriormente, México no exceptuaba esta conmemoración: En el trabajo era considerado como un día de asueto, en la escuela -si la suerte lo ameritaba- servía para hacer puente vacacional. Todo México se enfiestaba por celebrarlo, en las calles se observaba a los niños de preescolar desfilando, vestidos de marineritos y una que otra banderita en mano, se entonaban himnos y canciones por la remembranza de un 12 de octubre de 1492, e incluso en la radio, infinidad de veces logramos escuchar algo así como: América, América/todo un inmenso jardín/eso es América… /cuando Dios hizo el edén/pensó en América.
También recuerdo la letra de una canción de Mocedades, que en su momento se hiciera famosa, intitulada “La Otra España”, que por cierto, aunque el ritmo suene bonito, cada que la escucho me da cierta sensación, es como una mentada con cariño, sobre todo en la parte que dice: “Tú eres la otra España/ la que huele a caña, tabaco y brea/ eres la PEREZOSA/la de piel dorada, la marinera… (Convertida en lenguaje coloquial sonaría algo así como: …Eres la perezosa, la floja, holgazana, vaga, haragana, la ociosa…/ la de piel dorada, la marinera… ah ah ah marinera, ah ah ah marinera). Si usted ha escuchado esa canción alguna vez, seguro la recordará.
Después de todo, en la actualidad somos el encuentro de esas dos culturas y, para recordarlo se estableció un proyecto llamado “Fiesta de la Raza” que estuvo a cargo de Faustino Rodríguez San Pedro, quien era el presidente de la Unión Ibero-Americana en 1913, y por vez primera bajo ese nombre, fue celebrado el 12 de octubre de 1914. Posteriormente su iniciativa fue convertida en ley, pasando a formar parte de nuestro calendario de efemérides.

¿Fue este el inicio de una nueva conquista?


Es cierto que América, antes de la llegada de los europeos tenía una historia y una cultura propia. Nuestros antepasados eran de religión politeísta e idolatras hacia dioses que exigían sacrificios y, a la llegada de los españoles fueron sometidos. Se inició -para los europeos- El Nuevo Mundo, y en México, La Nueva España.
Considero que cada año de remembranza, se debería hacer necesaria una reflexión concientizada sobre esta fecha tan significativa para el mundo occidental. Ese encuentro quizá traumático de 1492, que valoramos en poco la sangre derramada de nuestros primeros pobladores ante la llegada de los nuevos colonizadores.
Pareciera entonces que se cumpliera un aforismo que alguna vez leí por ahí “en todo encuentro de culturas, la cultura desarrollada se impone a la cultura con menos desarrollo, ya sea por medios pacíficos o por medios violentos”.
Actualmente no podríamos hablar que nos trajeron “civilización”, pues las culturas Maya y Aztecas, por mencionar algunas, tenían tanto desarrollo social, como en otras ramas del arte y la ciencia, prueba de ello es la aportación del cero al sistema numérico que hoy en día utilizamos.

José Martí dice: “… El indio americano hoy es forajido, renegado y hasta ratero, pero cuando llegó la conquista ellos eran, reyes, gobernantes, poetas y guerreros, ellos conocían la lengua de las estrellas…”
Pero hoy en día no necesitamos carabelas, Cristóbal Colón, conquistadores, o un Nuevo Mundo por conquistar. El arte de la conquista lo aprendimos bien, quizá sea parte de una evolución o cambio que todo pueblo sufre en su transformación.
Es difícil desprendernos de un “modus vivendi” occidentalizado, no podemos concebir la vida, sin la compra-venta, sin un negocio, un trabajo, bienes materiales, o sin un ingreso económico. Es difícil concebirla así, el mundo está en constante cambio y nosotros somos parte de este cambio, hoy llamado globalización, capitalismo o neoliberalismo.
No podemos desprendernos de un momento a otro de esa forma de pensar, ni siquiera imaginar cómo seríamos si no hubiéramos sido parte de esa aculturación.
Actualmente los “hach winik”, (hombres verdaderos) hoy conocidos como lacandones -por poner un ejemplo- y quienes hasta hace algunas décadas mantenían un encuentro alejado de nuestra cultura; han sido parte de una conquista de nosotros mismos, ahora no es necesario la llegada de colonizadores de otros países o gente extraña a la nuestra.
Aprendimos bien la lección, sabemos conquistar, con nuestra ideología aportamos nuestro granito de arena para que el otro simpatice con nuestros gustos, nuestras religiones, nuestros ídolos y creencias.
Hoy en día vemos a los indígenas latinoamericanos realizando movimientos de lucha contra la esclavitud interpuesta desde ese 12 de octubre de 1492. Actualmente en los cambios de poderes a nivel Federal, las palabras “Respeto y reconocimiento a los derechos y cultura indígenas” se ha apropiado como un lema para los estudiantes, maestros y campesinos, que marchan en contra de la miseria y discriminación a más de 500 años de este suceso. Asimismo en contra de la Ley Indígena que aprobaron en la cámara de legisladores durante el periodo de Vicente Fox, marcharon contra el ALCA (Acuerdo de Libre Comercio de las Américas), el PPP (Plan Puebla Panamá), etcétera, exigiendo respeto a su cultura y la preservación de su identidad como pueblos indios.
Pero por otro lado vemos a indígenas, practicando religiones que hasta hace unos años desconocían, nuevamente los observamos con su vestimenta que los identifica en alguna iglesia católica, evangélica, budista o en diferentes asociaciones religiosas, provocando riñas entre ellos mismos.
Hoy somos nosotros mismos quienes imponemos nuestras creencias, nuestras ideologías políticas, nuestras religiones, nuestro cristianismo, el mismo que con la llegada de los españoles adoptamos. Hoy en día… La conquista no termina. CARPE DIEM.

(*) Licenciada en Ciencias de la Comunicación en la Universidad Autónoma de Chiapas

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s