Golpe de Estado, un fantasma que revivió en Honduras

Por José Luis Castillejos Ambrocio

militaresLima.- Los golpes de Estado, un fantasma que pareció haberse alejado, revivió en Honduras. Fueron frecuentes durante los siglos XIX y XX y el ocurrido  en el país centroamericano contra el presidente Manuel Zelaya es el número 21 de la actual centuria.

Los ruidos de sables, bayonetas y el desfile de botas y tanquetas ha estado presente en la vida de muchas naciones de América Latina, Europa y Asia. En 101 ocasiones, con la de hoy, se han registrado fallidas intentonas o se ha concretado el rompimiento del orden.

“Nos habíamos olvidado bastante de los golpes de Estado en América Latina y lo que ha pasado en Honduras nos hace pensar que nuevamente esto es una realidad”, declaró a Notimex, el internacionalista y politólogo Juan Mariátegui.

Miembro de la Comisión de la Política Exterior del Parlamento Andino, el parlamentario Juan Mariátegui dijo que el de Honduras no fue un golpe patrocinado por la izquierda, sino subvencionado desde la derecha.

“Aquí lo que hay que determinar con claridad es quien está apoyando el golpe de Estado y en ese sentido veremos como va a ser la reacción de la Organización de Estados Americanos (OEA) para aplicar la Carta Interamericana”, puntualizó.

Mariátegui dijo que tanto la OEA como Estados Unidos tienen la obligación moral de fijar una posición al respecto “porque no es un golpe de Estado de izquierda y más bien está acentuado que es un golpe de derecha”.

Hay sectores, a los que no identificó, que están utilizando al militarismo hondureño para estos fines.

“Hay muchas dudas que despejar sobre esto y lo que es más importante es que se salvaguarde la vida del presidente Zelaya por todos los medios, diplomáticos, políticos y del respaldo popular que pueda tener su persona”, añadió.

Autor de 20 libros sobre política internacional, con doctorado sobre Ciencia Política en Bélgica y Francia, dijo que la comunidad internacional debe repudiar toda intervención del ejército en la vida política de un país latinoamericano.

“El rol de las fuerzas armadas está determinado que debe subordinarse a la democracia y a las elecciones directas para la selección del presidente y del congreso nacional”, enfatizó.

En este sentido, dijo, este golpe de estado debe provocar un repudio de todos los sectores demócratas que todavía hay en América Latina.

Señaló que aún no está claro la fuente de financiamiento. “Hay asuntos también de rivalidades entre el militarismo y el jefe de Estado, Manuel Zelaya, por la separación de un alto mando militar de  Honduras, pero eso es lo accesorio”.

“Hay fundamentos más profundos para esto, que es quien apoya un golpe de esta naturaleza, una etapa en que todo los gobiernos en América Latina son electos por voluntad popular”, precisó.

La toma del poder político de un modo repentino y violento, por parte de los militares vulnerando toda legitimidad institucional establecida en un Estado, indicó Mariategui.

Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Guatemala, Uruguay, Paraguay, Panamá, Nicaragua, Venezuela, Perú y Honduras y España, son algunas de las naciones iberoamericanas, donde los militares han dado golpes de Estado.

El ejemplo más cruento ha pasado en Chile donde el gobierno constitucional del Presidente de la Unidad Popular, Salvador Allende, fue derrocado el 11 de septiembre de 1973 por un golpe de Estado con un enorme costo de vidas.

En el presente siglo los golpes de Estado han sido los siguientes: 2002,  fallido golpe de Estado en Venezuela contra Hugo Chávez; 2002: intentona en Costa de Marfil y asonada ese mismo año en la República Centroafricana.

En el 2003 hubo golpe de Estado en Mauritania, en Santo Tomé y Príncipe y en Guinea-Bissau, y un año después en Haití contra Jean-Bertrand Aristide, en tanto en el 2005 hubo un fallido golpe de Estado en Perú, de Antauro Humala en contra de Alejandro Toledo.

En el 2005 se concretó un golpe de Estado en Mauritania; uno fallido en el 206 en Filipinas, en contra de Gloria Macapagal-Arroyo y ese mismo año se realizó una asonada en Tailandia y en Fiyi.

Durante el 2007 hubo un autogolpe de Estado en Pakistán, realizado por Pervez Musharraf y tres fallidos en Filipinas contra Gloria Arroyo; en Kenia contra Daniel Arap Moi y en el 2008 otro fallido Golpe de Estado en Timor Leste contra José Ramos Horta.

El año pasado hubo dos golpes en Mauritania, hecho por Mohameed Uld Abdelaziz contra Sidi Ould Cheikh Abdallahi y en Guinea tras la muerte del presidente Lansana Conté, mientras hubo uno fallido en Guinea Bissau contra João Bernardo Vieira.

En el 2009 se han registrado golpes de Estado en Madagascar contra Marc Ravalomanana y en Honduras, contra Manuel Zelaya.

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s