NO TUVE TIEMPO

Qué ganas la tuya de morirte,
qué deseos de irte a un punto sin retorno
y sin que te hubiera hecho unas alas
para que volaras los caminos del universo.
Qué ganas de morirte la tuya,
dejándome la palabra en la boca
y la querencia en el alma.
Lo que pasa es que no tuve tiempo para muchas cosas:
no pude pagarte la deuda de amistad,
ni pude darte el abrazo de despedida,
mucho menos arrancarte la última carcajada
o reír de tus ocurrencias.
No tuve tiempo para reiterarte mi amistad,
pues decidiste dormirte con la muerte.
No…No es un reclamo
es solo mi tristeza por no haberte dicho
que si la vida continúa en el más allá
estarás bailando ahora una sandunga,
una polka, una cumbia
o cantando el Cielito Lindo,
con un Mariachi imaginario.
No me muero contigo, ni morirá el recuerdo,
porque, seguro estoy, que quedan en la tierra
las brazas de tu amor y tu pasión.
No freno tu partida con mis lágrimas,
pero sucede que mi dolor es desvalido,
mi querencia entristecida.
No tuve tiempo, pues,  de decirte algo o nada.
sé, sin embargo, que te llevas parte de mi alma
y de mis alas que habrán de guiarte en el camino.
No te vas solo, te llevas mis recuerdos,
mi forma inexplicable de amar,
un fragmento mágico de añoranza.
Se me nubla la vista al recordarte
y me da escalofríos que te vayas
y que nunca más me vayas a contar chistes,
o a reírte de mi poética ingenuidad.
Estoy de luto y tú lo sabes y la paso mal
porque lamento no haberte dado el último abrazo,
ni decirte cuánto te quise.
Voy a lanzar una botella al mar con todos los pendientes:
las deudas impagas de cariño,
el dolor vivido por tu ausencia,
la arrogante madrugada que te arrebató
de la zozobra terrenal
y el deseo marchito de recobrarte.
Cuando la abras sabrás que el mar
es apenas el espejo donde Dios ve todas las cosas
y reirás convertido en un pez espada,
en una alga marina o en un pequeño barco
que se va entre el vaivén de las olas.
Qué ganas las tuyas de morirte!
y yo aquí con este lamento.
Ciudad de Lima, Perú, 14 de Agosto del 2009
joseluiscastillejos@gmail.com
Anuncios

1 Comment

  1. LOS AMIGOS

    En el tabaco, en el café, en el vino,
    al borde de la noche se levantan
    como esas voces que a lo lejos cantan
    sin que se sepa qué, por el camino.

    Livianamente hermanos del destino,
    dióscuros, sombras pálidas, me espantan
    las moscas de los hábitos, me aguantan
    que siga a flote entre tanto remolino.

    Los muertos hablan más pero al oído,
    y los vivos son mano tibia y techo,
    suma de lo ganado y lo perdido.

    Así un día en la barca de la sombra,
    de tanta ausencia abrigará mi pecho
    esta antigua ternura que los nombra.

    Del poeta argentino Julio Cortázar

    A vivir intensamente las querencias y a todos nos toca hacer un tiempo para los amigos, que donde estén tenemos el priveilegio de su amistad.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s