¡No me toques!

Gracias a la poetisa anónima que me escribió este poema con la condición de nunca intentar saber su nombre y si lo supiera no revelarlo. Sin duda una gran inspiración. Gracias (José Luis Castillejos Ambrocio)

mujer 2

¡No me toques!

Tenme así como tú musa, pero por favor no me toques.
A veces, la mayoría de las veces, los sueños son mejores,
qué el despertar de cien albas al abrir los días.

¡No me toques!, si has vivido sin mí tantas primaveras y veranos,
te pido que no despiertes los otoños de mi piel madura.
Déjame así, rogando salir de esta sordera de amor.

De aquel amor que no escucha el sonido de palabras, solo de recuerdos.

Déjame así ciega. Déjame sin ver el brillo de tus enormes ojos que como cristales dibujaban mi cara de asombro cuando me acercaba a robarte uno, dos, tres y todos los besos que pude llevarme conmigo.

Por favor, no me toques, déjame así lejos, distante, casi como ajena.

Por favor déjame anhelar un poco más, el sonido de tu voz, el ritmo de tu respiración, el aroma de tu piel y quizás algún día levante el vuelo, para pedirte otra vez amar y olvidar el presente.

(Escrito desde un Puerto Mexicano en el verano boreal del 2010)

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s