Deuda de amor

Amores apagados
amor
Autor: José Luis Castillejos Ambrocio
Cuando te vea te devoraré a besos
para superar la distancia del tiempo
que nos separó.
Tomaré tus manos, las acariciaré,
les daré besos y besaré tu sonrisa,
abrazaré tu aliento y te comeré
con la mirada mientras te ruborizas.
Tenemos un plazo de vida, para entregarnos
el tiempo que nos negamos.
Tengo a mi lado a la espera,
no pienses que vencerá la nostalgia.
¿Sabes? tengo ganas de robarte un beso,
como la primera vez cuando sentí que Dios sí existe
porque estaba reflejado en tí.
Huye pues… Huye!
ya nos encontraremos en la otra vida
y haremos volutas de humo con las nubes
sin que nadie nos moleste
sin que la tarde se acueste con la noche
ni el amanecer nos despierte.
Sólo te dejé un tiempo para volverte a reencontrar
para amarte con más fuerzas.
Pero tú parecieras decir: “no hagas casos
de mis locuras… vive en paz”
¿Qué quieres? Mis besos sin mis labios,
mis palabras sin mi voz…
pero dime qué quieres
si sólo tienes mis letras.
Tendremos pues que pagarnos
esa eterna deuda de amor,
así nos quedemos sin aliento
y nos cueste la vida.

 

joseluiscastillejos@gmail.com

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s