Se feliz

Autor: José Luis Castillejos Ambrocio

Se feliz. Vive intensamente hoy; no desperdicies tu tiempo porque ese, nunca volverá. Vive cada amanecer y alégrate de la tarde, aspira el aire perfumado de la mañana y vuelve cada día a vivir intensamente como si esa fuera tu última hora, tu último minuto, tu último suspiro.

No ambiciones  acumular riquezas porque nada de ello te llevarás cuando tu rostro decline y ya no puedas ver más el horizonte, ni tu cuerpo pueda sentir ese frío que te mordió más de alguna vez la mejilla y del que alguna vez renegaste.

Ten lo necesario. Sencillamente lo necesario para que no te duela irte el día que debas partir.

Los seres humanos nos aferramos siempre a lo material. Que si la casa, que si el carro, que si un terreno y sin embargo, al fin de cuentas, sólo valdremos unas cuántas lágrimas de quienes nos acompañen.

Por eso te insisto. Se feliz y vive intensamente el hoy como si fuese tu mañana y no te detengas demasiado pensando en tu pasado. En lo que pudo haber sido y no fue.

Que tu estado de ánimo sea siempre, a diario, a toda hora, de alegría. Alcanza tus metas, conquista la cima, sortea las tempestades y cuando lo hagas, se feliz. Levanta tu estado de ánimo y enfoca tus fuerzas en lo positivo. Dale la espalda a la tristeza, condición necesaria para que siempre tengas alegría.

Abraza a tu madre, quiere a tu padre, estréchale la mano a tu amigo, abrázalos y dile que los quieres. Quizás luego no tengas tiempo para hacerlo. Quizás no los vuelvas a ver. La vida es tan caprichosa que nos arrebata lo que más queremos, en el instante menos pensado.

Y no pierdas el tiempo. Enfócate. Enfoca tus objetivos, y que este sea siempre la felicidad. Tener un magnífico carro, una esplendorosa casa, un yate, una casa de playa, un surtido bar, las mejores joyas y las más suntuosas ropas es siempre bueno, pero no desgastes todas tus energías buscando esas cosas materiales de las que te costará mucho desprenderte.

Mejor enfócate. Redirecciona tus pasos, eleva tu autoestima, proyéctate a hacer cosas positivas, quiere a la gente, respeta al anciano, ama a los niños, no difames, no calumnies a nadie, ni veas mal a tu compañero pobre. Dale de comer al hambriento y entrégale tu frazada a quien tenga frío.

Y cuando lo hagas serás feliz tú al dar. Tú porque das un poco de lo mucho que la vida te ha dado y quien recibe también será feliz porque él es apenas un emisario del Dios que te pone a prueba para ver tu capacidad de desprendimiento.

Cuando asumas estas recomendaciones serás feliz. Sonreirás y cuando te sientas triste recuerda que nada somos y en polvo nos convertiremos. Se libre como el viento, desamarra tus nudos, eleva tus anclas y vete a caminar por el universo de la vida, agradeciendo por lo poco o mucho que tienes. Agradece porque puedes ver, siente el calor, deléitate con el frío, aspira el aroma a mar, escucha el canto de los pájaros. Sensibilízate.

Y cada vez que lo hagas serás muy feliz. Pero, ay de tí si te aferras a pelearte con todo el mundo, si pateas el tablero de la llamada “suerte” y optas por el camino de la desdicha material, buscando eternamente tener esa lujosa casa, ambicionando la camioneta lujosa que siempre soñaste.

Si lo haces serás un desdichad@ y vivirás eternamente insatisfecho. ¿Te preguntaste alguna vez lo millonario que eres? Sabes a ciencia cierta la riqueza que posees?

Si puedes ver, habrás observado más de alguna vez el arcoiris, la nube oscura anunciando una tempestad y si escuchas te habrá despertado en más de una ocasión el llanto de un niño, el ladrido de un perro, la puerta azotada por el viento. Y si puedes caminar, si tienes tus piernas enteras, habrás sentido, cuando niño, la humedad del pasto cuando salías a caminar o alguna vez te hincó una espina. Y si tienes ambos brazos habrás podido abrirlos, salir corriendo al encuentro de tu madre, de tu padre, cuando eras un pequeñito. Y si tienes una boca habrás dicho cosas bonitas al enamorar a alguien.

En esta vida sólo arrepiéntete de haber hecho daño, de haber fallado en alguna ocasión, de haber mentido, pero sigue adelante.

No te detengas.

Se feliz!

joseluiscastillejos@gmail.com

Lima, Perú 2 de Julio del 2011.

Anuncios

1 Comment

  1. Vive tu presente, has todo lo posible para que este día se convierta en inolvidable, has planes, pero, no para vivir en el futuro. Baila si quieres bailar, canta, vive y hazlo intensamente, como si no hubiera mañana, porque mañana es parte del futuro y lo que cuenta es ahora. Ámate y respetarse a ti mismo, porque tu eres muy importante y la vida es bella…Saludos, espero que estes bien.
    Gina Rodriguez R

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s