Una vez

Cañón del Sumidero, Chiapas

UNA VEZ
Si he de morir
que sea pegado a tu piel de seda,
a tus venas de agua y a tu cama de mar
sobre el verdor de tus campos
y el ocre de tu barro
y despedido con música de marimba.
Quiero que seas mía, te dije
Y me dejaste recorrer
la geografía de tu piel,
sólo gemiste a mi paso
y dejaste que cabalgara sobre ti
que viera el horizonte de tus ojos
y que me deleitara con las frutas
de tu cuerpo.
Yo quiero que seas mía en cuerpo,
corazón y alma y que sepas
que desde que desde
que te di el primer beso, me embrujaste
como gitana de esperanzas.
Al pie del acantilado te dije:
conozco la geografía de tu piel
de tu cuerpo, de tus labios
velaré tus sueños a la distancia
quiero besar tus manos, tus pies
tus ojos
tus orejas
tus rodillas
tu cuello
tus labios
y mecerme contigo
y me devuelvas la felicidad
montado en un arcoiris
y que amalguemos en el resplandor
de la luna de octubre
Y... me recriminó:
"Tú que eres un trovador nostálgico,
que escribes sobre el sentimiento
por qué no me ayudas a olvidar todo
y a superar tantas cosas.
Evoluciona el tiempo y entierra
para siempre el sufrimiento".
Eso fue lo que me reclamó Chiapas,
el estado-mujer más mexicano que amo
y que en mi reciente visita
y me mostró a los niños pobres
pidiendo dinero para comer
y mujeres que iban con la tristeza a cuestas.
Y me dolió el dolor de los otros
el de la mujer echando tortillas
y ocultando el llanto con el humo del fogón
y pensé: Dios, si es que existes
déjame volar el sentimiento
y cabalgar en la pradera de la nostalgia
junto a esta mujer y, montados,
hacerle el amor al sentimiento
y llenarnos de pasión
para que cuando volvamos a la tierra
emerjamos como gorrión que bate sus alas
succionando la miel de las flores
y retornar en el ropaje de sus indígenas,
en el abrazo del abuelo,
en el grito bravío de los niños,
en un pumpo gritando gozoso
al ser agitado por el licor de piña y limón
para bebernos las circunstancias
la querencia y el cariño.
¡Ah Chiapas! voy a escribirte hasta
que te canses de mí
o hasta que me cobijes para siempre
para ser cerro, río caudaloso,
caballo desbocado
mar y circunstancia.
joseluiscastillejos@gmail.com
Anuncios

1 Comment

  1. es hermosa tu poesia, es hermoso lo que expresas , siento lo que sientes , me fascina tu forma de plasmar cada letra , cada palabra nunca cambies, ha quienes lelemos lo que escribes nos transportas al cielo . gracias por esa poesia tan bella. —

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s